Por qué mis correos van directamente a Spam

En este artículo os vamos a enseñar qué es el Spam y por qué los correos que redacto no llegan a mis destinatarios, si no que van directamente a Spam.

¿Qué es el Spam?

Es un anglicismo que cada vez se utiliza más de forma habitual, sobretodo en las nuevas generaciones, que suele interpretarse como “pesado”.

Aunque, curiosamente, el origen de la palabra spam está en una marca de carne enlatada que los soldados americanos recibían de sus familiares durante la Segunda Guerra Mundial.

correo spam

La definición que ofrece la Oficina de Seguridad del Internauta de spam es:
El spam (en inglés, correo basura) hace referencia a mensajes no solicitados, principalmente de tipo publicitario, y enviados de forma masiva. La forma de envío más utilizada es el correo electrónico, pero también puede presentarse por programas de mensajería instantánea o redes sociales.

Pero ese es el “Spam bueno”. Luego hay otro tipo de email: los emails maliciosos o fraudulentos.

Estos emails suelen contener timos o estafas que tienen el único objetivo de conseguir información sensible del destinatario, como los datos de acceso de una cuenta bancaria.

Causas habituales del spam

Para evitar que los correos que envías en tu estrategia de Email Marketing lleguen a la bandeja de spam o lo que es peor, que la persona que los recibe los marque como basura, lo primero que debes conocer son las causas habituales.

  • Asuntos demasiado largos.
  • Asuntos muy comerciales: conviene evitar palabras del tipo «gratis», «oferta», «descuento».
  • Mensajes con demasiadas imágenes y muy poco texto.
  • Correos que incluyen enlaces poco “amigables”.
  • Envíos desde cuentas del tipo [email protected], es decir, spam publicitario.
  • Los típicos correos en cadena son carne de spam.
  • Enviar contenido vacío o irrelevante.
  • El abuso de los envíos masivos.
  • Enviar mensajes a personas que no han aceptado suscribirse a tu lista.

¿Cómo evitar ser marcado como Spam?

Ahora que sabes lo que es el Spam, os damos una serie de consejos o recomendaciones para evitarlo para siempre. Son las siguientes:

  • Cuida los asuntos: escribe asuntos naturales, cercanos e interesantes.
  • No intentes vender. Sácate de la cabeza el objetivo comercial. Te recomiendo realizar acciones de fidelización de clientes, recuperación de antiguos usuarios, etc.
  • Cuida el diseño. Busca un equilibro proporcional entre el uso de textos e imágenes.
  • Utiliza un diseño responsive para que tus mensajes sean leídos también desde el teléfono móvil.
  • Incluye siempre enlaces seguros y fiables.
  • No envíes correos a personas que no se hayan suscrito de forma voluntaria.
  • Realiza tus envíos a horas “normales”
    No quieras parecer un robot automatizado.
  • Incluye siempre contenido de valor y de calidad.

Aplicaciones que te ayudarán con el Spam

Como en otras muchas otras cuestiones de marketing, existen diversas aplicaciones que te pueden ayudar a detectar errores concretos en tus emails que pueden provocar que te los cataloguen como spam.

Si quieres analizar tu email, te recomendamos IsNOTspam.com. Esta herramienta online te ayuda a detectar posibles desencadenantes que podrían hacer que fueras enviado a la carpeta de no deseados.

Su uso es muy fácil: envías el email y el sistema te realiza automáticamente un informe del mismo, con sus puntos flojos.

También puedes consultar algunos de estos servicios para comprobar si tu dirección ya está incluida en alguna lista negra: Free Email Blacklist Lookup o Spam Database Lookup.

 

Sending
Valoración del usuario
0 (0 votes)

¿Te resultó útil este artículo?

sered - actiweb

Artículos relacionados