Por qué mi tienda en línea es lenta

¿Tu tienda en línea es lenta y aun no sabes por qué? En este artículo que traemos hoy en Ayuda Hosting estaremos dándote algunos de los motivos por los que tu tienda en línea pueda estar lenta.

¿Por qué mi tienda en línea es lenta?

Cada día hay una mayor cantidad de tiendas en línea donde puedes conseguir cualquier tipo de producto o servicio. Mientras van pasando los años, son más los usuarios que invierten en este tipo de tiendas, haciendo que aumente la confianza en los clientes que buscan satisfacer una necesidad.

Hasta el momento, hay dos plataformas que lideran todo lo concerniente a la creación y gestión de tiendas en línea: WooCommerce y PrestaShop. Cualquier de estas dos herramientas que selecciones te brindarán las mejores herramientas para comenzar tu tienda en línea.

Una vez tengas tu tienda en línea y con todos tus productos, es posible que la puedas notar un poco lenta. Esto es un problema que suele tener solución, por eso en este post te estaremos mostrando porque tu tienda en línea puede estar funcionando más lenta de lo normal.

¿Por qué mi tienda en línea es lenta?

A continuación, te daremos algunos de los motivos por los que tu tienda puede estar un poco lenta:

El hosting apropiado

La primera pregunta que tienes que hacerte es si cuentas con el hosting indicado y si es lo considerablemente rápido para gestionar tu tienda.

Por lo general, plataformas como WooCommerce y PrestaShop normalmente suelen hacer llamados a la base de datos. Puede suceder, que si cuentas con varios clientes al mismo tiempo este proceso no se resuelva de la manera más eficiente o rápida posible. Como finalidad, tendremos un sitio web lento.

Utilizar un CDN

Una de las soluciones más habituales para que tu página web deje de funcionar de forma lenta es revisar los CDN. Un CDN no es más que una red de distribución de contenidos que guarda todo el contenido estático de un sitio web en diferentes servidores por todo el mundo.

Cuando una persona ingresa en nuestra tienda en línea y se dispone a ver los productos, las imágenes que cargan vienen de los servidores que se encuentren más cercanos al usuario.

Esto ayuda a que nuestra tienda puede cargar más rápido. Si el servidor se encuentra en España y el cliente que ingresa en nuestra tienda se encuentra en Venezuela, todo el contenido estático que se cargue será enviado desde el servidor que se situé más cerca.

Hay una gran cantidad de CDNs en el mercado, la mayoría de ellos cuentan con planes gratuitos para poder colocar un CDN en tu tienda en línea.

Uno de los más conocidos es Cloudflare, aunque como hemos comentado, hay más opciones para ti, solo es cuestión de buscar la que mejor se adapte a nuestra tienda.

Esta es la mejor elección si nuestra tienda en línea es visitada desde diferentes partes del mundo.

Activar la caché de tu tienda en línea o utilizar algunos plugins

La caché siempre nos rodea de todo lo que guarde relación con Internet. Esto sirve para ahorrar recursos y costos económicos, por ello muchas cosas se encuentran cacheadas.

Los navegadores que utilizamos todos los días por ejemplo, tienen un sistema de caché. Este puede causar algunos problemas de vez en cuando, por lo que tenemos que vernos en la obligación de borrar el caché de nuestro navegador.

En muchas ocasiones, los proveedores de Internet también se encargan de cachear las DNS. Si en alguna ocasión has cambiado las DNS de un dominio, seguro sabrás que tienes que esperar un tiempo a que se propaguen.

Si se trata de una tienda en línea, también puedes utilizar la caché para liberar recursos del hosting. Cuando estos se saturan, pueden comenzar a causar graves problemas de velocidad o incluso haciendo que nuestra página se vea inestable.

WooCommerce cuenta con plugins gratuitos que te pueden ayudar en esto. Mientras que PrestaShop posee un sistema de caché.

No optimizar las imágenes

Es claro que las tiendas en línea con una gran cantidad de imágenes suelen ser más llamativas, pero si no las optimizamos es posible que tengamos problemas. Si conoces sobre este tema, notarás que al subir una foto que tomamos directamente desde nuestro móvil puede ser un dolor de cabeza, además, hará que tengamos un sitio web lento.

Por esa razón, todas las imágenes deben ser optimizadas. Esto quiere decir que debes disminuir su resolución y tamaño. Esto no quiere decir que vayas a tener imágenes pixeladas o borrosas.

Hay una gran cantidad de formas en las que puedes optimizar las imágenes de tu tienda en línea.

Por lo general suele utilizarse una app como PhotoShop. Con ella podemos modificar las imágenes a nuestro antojo y exportarlas para subirlas a nuestra tienda. Aunque hay que destacar que se necesita cierta experiencia para poder trabajar con esta herramienta.

Pero esta no es la única opción disponible. También cuentas con plugins o complementos optimizados para WooCommerce y PrestaShop como: WP Smush para WooCommerce y el Módulo reSmushlt para PrestaShop.

De la forma que sea, siempre debes optimizar tus imágenes para que no tengas una tienda en línea lenta.

Algún tema o plugin que no funcione adecuadamente

En la mayoría de los casos, el problema de que una tienda en línea pueda ser lenta está relacionado íntimamente con el mismo sitio web. Puede que todo funcione perfectamente y de un momento a otro comienza a volverse lenta nuestra tienda.

Una simple actualización puede traernos un problema de incompatibilidad con algunos de los elementos de nuestra web. Hay que recordar, que las actualizaciones menores de WordPress se realizan de forma automática. Estos pequeños cambios pueden generar algunos inconvenientes.

Si queremos ir directamente al problema, debemos ingresar a nuestro archivo error_log el cual podemos conseguir en nuestro cPanel.

Si existe algún problema con el tema o plugin de nuestro sitio, debes solucionarlo inmediatamente. Puedes volver a una versión anterior o colocarte en contacto con el desarrollador del elemento que está causando el problema.

Comprobar si la última versión de PHP se encuentra instalada

Estar al día con las versiones de PHP también es muy importante. Por mucho tiempo se estuvo estancado en la versión 5.6 de PHP y por eso incluso hasta los desarrolladores debieron acostumbrarse a esto. Ahora, están disponibles las versiones 7.0, 7.1 y 7.2.

Estas últimas versiones de PHP son mucho más rápidas que las anteriores, aunque el problema está en que hemos estado tanto tiempo con la versión 5.6 que se ha vuelto la más compatible.

Por esa razón, es recomendable utilizar la versión más actual de PHP y que sea compatible con nuestra tienda en línea.

Si todo esto encaja, no tendrás problemas y podrás notar un gran cambio en la velocidad de tu sitio. Recuerda, todo será mucho más rápido obteniendo PHP 7.

Por último, podemos decir que si decides tomar las versiones 7.2 y siguientes, es probable que tengas problemas de incompatibilidad con los temas y plugins de tu sitio. Con la versión 7.0 es más que suficiente.

Últimos consejos

Si notas que has hecho lo imposible y no notas cambios sustanciales en tu tienda en línea es posible que debas considerar aumentar tu plan de hosting.

En algunos casos, si no se cuenta con la cantidad necesaria de espacio, puede que el éxito de nuestra tienda en línea nos traiga problemas. Con esto nos referimos a que una gran cantidad de visitas diarias puede que ponga en problemas la rapidez de tu sitio si no la tienes bien preparada.

Si te llegase a pasar esto, lo más recomendable es que debas pasarte a un servidor VPS que se adapte a tu sitio.

Esperamos haber sido de gran ayuda con este tutorial. Para conocer más de nuestros tutoriales puedes ingresar en Ayuda Hosting.

 

Sending
Valoración del usuario
0 (0 votes)

¿Te resultó útil este artículo?

sered - actiweb

Artículos relacionados