UA-51298262-10
Área de clientes

Conoce las diferencias entre HTTP Y HTTPS

By febrero 26, 2020julio 9th, 2020No Comments

Cuando llevas a cabo una búsqueda en Internet en un sitio web, como te estarás dando cuenta algunas páginas comienzan por HTTP mientras que otras utilizan HTTPS. Por otro lado, no todos los usuarios conocen el significado de estas siglas y que realmente puede ser un aspecto bastante predominante cuando navegamos en un sitio web.

En este artículo que traemos hoy en Ayuda Hosting estaremos hablando acerca de las diferencias entre HTTP y HTTPS.

Conoce las diferencias entre HTTP Y HTTPS

También puedes echarle un vistazo a nuestra guía sobre cómo redirigir un sitio HTTP a HTTPS.

Para conocer cuál es la diferencia entre HTTP y HTTPS es importante conocer cómo funciona la transmisión de toda la información en la red. Dicho en otras palabras, es importante que conozcas que significa HTTP y cómo evolucionó a lo largo de los años hasta que nació HTTPS. Este último es uno de los protocolos de información más seguros, el cual se está convirtiendo en estándar al momento de navegar por la web.

¿Qué es HTTP?

HTTP es un protocolo de transferencia de hipertexto. Podemos decir entonces, que HTTP es un protocolo de comunicación que permite la posibilidad de transferir información en Internet.

Gracias a HTTP es sencillo realizar la transferencia de información entre el usuario y el servidor directamente donde se aloja este sitio web.

Cuando hablamos de protocolo HTTP debemos hacer referencia a que ha sido desarrollado por World Wide Web Consortium y también por la Internet Engineering Task Force. Básicamente este se finalizaría en 1999 con el objetivo de definir y poder estandarizar la sintaxis y la semántica de todos los intercambios de información que se realizan por medio de los distintos equipos por los que están compuestos una red.

Conoce las diferencias entre HTTP Y HTTPS

Cómo ha ido evolucionando el protocolo HTTP

Durante muchos años podríamos decir que el protocolo HTTP es uno de los más utilizados en la red. Desde que inició su desarrollo aproximadamente en el año 1989, se han lanzado distintos tipos de versiones un poco más avanzadas. Estas se han ido adaptando con el tiempo dependiendo de las necesidades y a los avances tecnológicos que se han ido desarrollando.

HTTP/0.9

Esta primera versión de protocolo HTTP, fue denominada de esta forma para así poder identificarla de las versiones posteriores. Este protocolo se puede decir que no usa cabeceras HTTP, ya que solamente podían transferirse únicamente archivos en HTML. Además de ello, no existían para este momento los códigos de estado HTTP así como los conocemos en la actualidad.

HTTP/1.0

Estas serían un poco más flexible que su versión anterior para cualquier tipo de navegador, así como para los servidores web. Permitirá la posibilidad de aceptar métodos de petición POST, HEAD, GET siendo utilizada actualmente por una gran cantidad de servidores proxy.

HTTP/1.1

En 1997 sería publicada y se le añadiría una gran cantidad de mejoras en relación a sus versiones anteriores. En esta se podrían realizar distintas peticiones a la vez por parte de los clientes. La conexión contaba con la posibilidad de ser reutilizada y se insertarían distintas mejoras en cuanto a la gestión de caché.

HTTP/2

Este se implantaría como un estándar en la web. Aunque no estaría modificando semánticamente el protocolo anterior. Estaría incluyendo distintas mejoras que beneficiarían a los usuarios así como a cualquier persona que fuera propietario de un sitio web.

Aunque puede ser un protocolo poco vulnerable, hace aproximadamente 15 años no suponía un riesgo al momento de navegar por Internet. Cuando nos referimos a las compras online, pedíamos una cita en el médico, o hacíamos cualquier tipo de transacción bancaria no era algo que realizábamos por medio del portátil o de un teléfono móvil. En la actualidad las cosas han cambiado bastante.

Para ello ha surgido entonces la necesidad de ofrecer mayor protección al usuario, para que así se transfiera información de forma segura entre el navegador y el servidor web. Esto quiere decir entonces, que a medida que se fue expandiendo el Internet era muy necesario crear un protocolo mucho más seguro que cifre las distintas conexiones de manera que ningún usuario malintencionado pueda robarla o interceptarla. Por esa razón comenzó a surgir el protocolo HTTPS.

Cuál es la diferencia que existe entre HTTP y HTTPS

Aunque pueda parecer obvio dado ya que utiliza la letra S al final de su palabra, hay una diferencia bastante fundamental entre los dos: seguridad.

HTTPS cuenta con la combinación de dos protocolos denominados HTTP+SSL/TLS que ayudan a que la información se transmita únicamente por una red cifrada y que nadie tenga acceso a ella. Para ello es necesario que tu sitio web cuente con un certificado SSL.

La principal diferencia que podemos conseguir entre HTTP y HTTPS se refiere a la seguridad. El protocolo HTTPS evita que otros usuarios de la red intercepten información importante y que pueda poner en riesgo la seguridad tanto del cliente como de los servidores web.

El elemento HTTPS además de ubicarlo directamente en tu barra de direcciones, también lo podrás conseguir en una diferencia bastante clara que identifica a tu sitio web como seguro. Esto consiste en un candado verde como el que mostramos a continuación:

Pero como mencionamos anteriormente, para que tu sitio web funcione bajo el denominado protocolo HTTPS debes contar con un certificado SSL. Este es un certificado de seguridad que se encarga de encriptar o cifrar todas las conexiones entre el navegador y el servidor web. Esta característica estará evitando que ningún usuario pueda interceptar la información que es transferida entre estos dos elementos. De esta forma, tus datos personales, datos bancarios, o cualquier elemento importante evite ser sensible y se intercambie sin protección.

¿Por qué es importante instalar un certificado SSL en mi sitio web?

Cuando comenzamos un sitio web, hay distintos objetivos principales que debes tomar en cuenta. Muchos de ellos están relacionados con la visita y las conversiones. Pero ¿Qué pasaría si no tienes un sitio web que sea lo bastante seguro para repeler cualquier tipo de ataque o robo de información?

La seguridad de un aspecto bastante importante en tu sitio web y en todo momento tendrás que tomarlo en cuenta. Es la única forma de mantener protegida la información que se intercambia entre el usuario y los servidores web. Esto hará que los usuarios se sientan seguros a la hora de facilitar todos sus datos para realizar un pago, ofrecer información personal o enviar cualquier tipo de dato que sea importante para ellos.

Una de las razones más importantes, es que Google no ha dejado de trabajar para que los sitios web sean más seguros. De esta forma esto ha coincido con el lanzamiento de Google Chrome 68 marcando así como sitio web no seguro a todas aquellas páginas que aún están funcionando con HTTP. Por lo que básicamente sería lo mismo, a todas aquellas webs que no tienen instalado un certificado SSL.

Para finalizar, un certificado SSL es una herramienta bastante útil para cualquier sitio web indiferentemente del nicho que se trate. En todo momento es importante que mantengas protegida la información que se intercambia entre los usuarios y los servidores para que exista mayor credibilidad y seguridad entre ambos.

También te puede llamar la atención nuestra guía para migrar web a HTTPS con certificado SSL en WordPress.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
AyudaHosting.online
Estamos en las redes sociales para ayudarte...
¡SÍGUENOS EN FACEBOOK!
¡ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE AYUDA HOSTING!
We use cookies to help give you the best experience on our website.
By continuing without changing your cookie settings, we assume you agree to this. Please read our
Ok, I Agree